Android 4.4 Kit Kat está diseñado para correr rápido y suave, y soportar una gama mucho más amplia de dispositivos móviles, como nunca antes; incluyendo a millones de dispositivos que tienen tan sólo 512 MB de RAM.